Inmigracion

Cuidado si se casa solo por papeles... ver video 
 
 
 Primero que nada, una persona que se casa para defraudar al gobierno de Estados Unidos y obtener beneficios migratorios, y que miente sobre la legitimidad de su matrimonio en su solicitud para dichos beneficios, está sujeta a penas administrativas y criminales.
Las penas administrativas comienzan con el rechazo de su solicitud y la denegación de beneficios de inmigración. Si la solicitud ya había sido aprobada, ésta será revocada y al inmigrante se le prohibirá obtener cualquier beneficio de inmigración por medio cualquier futuro matrimonio sin importar si es legítimo o no. Tenga en cuenta, sin embargo, que éstas medidas administrativas no aplican en ciertas situaciones donde usted si podría solicitar que su deportación sea revocada bajo la Sección 241(f) como esposo, padre, o hijo de un ciudadano o residente permanente de Estados Unidos.
Las penas criminales son más severas. Tanto el peticionario como el beneficiario envueltos en un matrimonio ilegítimo para motivos de inmigración podrían enfrentar penas por fraude. El Código Federal bajo el Título 18, U.S.C. 1001, estipula penas de hasta cinco años de cárcel, o $10,000 dólares de multa, o ambas penas por fraude. Similarmente, el Código Federal bajo el Título 18, U. S. C. 1546 estipula penas monetarias de hasta $2,000 dólares o cinco años de cárcel, o ambas por ocultar hechos materiales o mentir bajo juramento, oralmente o por medio de formularios, u otros documentos al gobierno de Estados Unidos.
Penas civiles y criminales por fraude matrimonial

En su caso, y aunque no soy un experto en sicología o relaciones entre amigos, es mi opinión y mi experiencia que las personas que se casan para solicitar beneficio migratorios corren un gran riesgo de ser descubiertas porque se exponen a demasiadas variantes. Por ejemplo, hay personas que, debido a que la relación no es verdadera, no pueden pasar la entrevista de inmigración porque se ponen demasiado nerviosos. En situaciones donde la pareja vive junta y el peticionario cree estar casado(a) de verdad, el beneficiario inmigrante usualmente no logra ser exitoso(a) en su solicitud porque al momento que el peticionario se da cuenta de que ha sido utilizado(a) para que el inmigrante obtenga beneficios, éste(a) retira la solicitud, dejando así al solicitante sin remedios migratorios disponibles. Peor aún, es precisamente bajo este tipo de escenario que el peticionario usualmente se compromete a realizar todo lo que tenga que hacer para prevenir que el inmigrante obtenga cualquier tipo de beneficio migratorio por medio de dicho matrimonio. En el caso que el peticionario retira una solicitud para un cónyuge, esto usualmente envuelve una carta tipo declaración jurada, explicando por qué se retira la solicitud. Estas declaraciones juradas son usualmente muy perjudiciales en solicitudes posteriores porque levantan sospechas sobre la veracidad de cualquier declaración del beneficiario y la legitimidad de cualquier matrimonio posterior.
Aunque es usted la que debe decidir que es lo que desea hacer con su vida, simplemente le sugiero que tome nota de lo indicado anteriormente antes de tomar cualquier decisión que vaya a tener consecuencias negativas en su vida o en su capacidad para arreglar su situación migratoria en el futuro. Consulte siemrpe un abogado de inmigracion.